Los altibajos de un doctorando

Todo el mundo tiene días buenos y días malos. Me pregunto si en el gremio de los doctorandos hay más días buenos o más días malos. Hoy mi día no es de los más alegres.

No hay comparación con los días antes de cambiar la temática de mi tesis, empezar de cero, allí la moral estaba por los suelos, pero al acabar mi (hoy larga) jornada laboral, hoy mi estado anímico se categoriza más como negativo que como positivo.

Por un lado las dificultades intrínsecas de lo que estoy haciendo. No sé por dónde coger los datos, tengo la impresión de que trabajo con poco rigor (con las consecuentes críticas que podría tener en un congreso y las dificultades de publicación), todavía es todo muy provisional, todo muy en el aire, debido al reciente cambio de temática. Especialmente hoy se han juntado un dolor de cabeza, cansancio acumulado, dificultades para concentrarme, me han rechazado de una prestigiosa escuela de verano…

Mejor una tesis acabada que una tesis perfecta

Con respecto a mi tesis el mantra ahora es: mejor una tesis acabada que una tesis perfecta. Así que lo que quiero es acabar, hacer una tesis, no aspiro al Premio Nobel, ni mucho menos, sino que me conformo con un papelito en el que se me nombre doctora.

Lo que me entristece hoy va mucho más allá. Hacer un doctorado es difícil. No será el mayor reto de mi vida, pero ahora mismo me está costando esfuerzo. Y no puedo evitar pensar que podría ser un esfuerzo hecho en balde. No tengo ninguna oportunidad, ya no digo de trabajar en la universidad, que es simplemente imposible, sino que peligra incluso la posibilidad de encontrar UN trabajo al acabar la tesis.

¿Me uniré pronto al gran número de sobrecualificados? ¿Tendré que emigrar (otra vez, en mi caso)? ¿Me tendré que conformar con trabajos sin una remuneración adecuada, precarios, provisionales y no relacionados con mis estudios (leer esfuerzos) ¿Vale la pena seguir investigando, si no me va a abrir las puertas a unas mejores perspectivas profesionales?

En fin, creo que no soy la única que se plantea estas dudas. ¿Podemos hacer algo o nos tenemos que conformar con la situación? ¿Qué opináis?

De momento, ahora a aplicar una actitud resiliente, desconectar y descansar. Mañana el despertador vuelve a sonar prontito para ponerse a trabajar.

Anuncios

15 comentarios en “Los altibajos de un doctorando

  1. Carla dijo:

    Ay querida Agnese, me senti TAN identificada con tu post. Me paso algo muy parecido, cuando llevaba la mitad tuve que cambiar el enfoque con lo cual senti que todo lo que habia hecho estaba perdido. Pero no, siempre hay que mirar el vaso medio lleno y tuve que darme cuenta de que lo que estaba hecho me habia llevado a este nuevo enfoque, que espero sea mejor. Ahora, en la recta final, pienso que me gustaría tener mas tiempo, pero como dices tu, tampoco aspiro al premio nobel. Solo quiero entregar algo bueno y que sea un aporte. Tendra sus criticas, claro, pero espero que sean para mejorarlo.

    Como tu, me pregunto si todo esto valdra la pena. Yo creo que si, creo que el grado de doc abre las puertas, asi que mucho ánimo, siempre hay dias buenos y dias malos, solo procura sacar un enseñanza de esos dias malos. 😉

    Un besito grande!!!!

    • Hola Carla
      Gracias por tu comentario. A veces uno tiene la impresión de estar solo en el mundo, pero al ver que a otras personas les pasa algo similar, uno se anima. Sé que se pasan temporadas buenas y malas, pero cuando estoy en las buenas me parece imposible que pueda encontrarme mal y al revés.
      A ver si es verdad que el grado de doctor abre puertas, aunque a veces pienso que aquí en España a lo único que sirve es a estar sobrecualificado. Pero hay que tener una actitud positiva, es súper-importante, si no las cosas no salen.

      En estas ocasiones me repito una cita de Thomas Edison, la quiero compartir contigo: ““I have not failed. I’ve just found 10,000 ways that won’t work”.

      Así que a ver si encuentro las cosas que funcionan para mí (me alegra saber que estás en la recta final y las has encontrado).

      Un abrazo muy fuerte y muchos ánimos

  2. Carla dijo:

    Muchas gracias querida Low! y si, a veces uno piensa que esta solo en esto y por eso me gusto tanto tu blog, me doy cuenta que compartimos similares inquietudes y que nos aprobleman las mismas cosas. Muchas gracias por compartir la cita, creo que me la pondre frente al ordenador!!!! 🙂

    Las cosas funcionaran, algo que he aprendido es que lo que nos pasa no es en vano, y eso que hemos aprendido (aunque creamos que no) nos va a servir en algun momento.

    Pd: Mireia acaba de leer su tesis, tenemos una low cum laude! 😀

    Besitos y mucho animoooo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s