El consejo que nunca quise seguir

Por primera vez estoy intentando seguir un consejo que me han dado varias personas y que me cuesta mucho poner en práctica: olvidarme unos días de la tesis e intentar vaciar la mente de las preocupaciones relacionadas con el doctorado, el tiempo que pasa, las dudas sobre el tema, el futuro profesional, etc.

No es la primera vez que me aconsejan tomarme unos días libres y olvidarme de todo, pero no lo conseguía. No es que no siga los consejos que me dan los demás, sino que hacía una interpretación personal de los mismos. Por ejemplo, alguien me aconsejaba que me tomara unos días de descanso un martes, un día laborable, lo que hacía era seguir trabajando el resto de la semana y, si a viernes todavía me acordaba de lo que me habían aconsejado, tomarme el fin de semana libre.

La última vez que me aconsejaron nuevamente tomarme unos días libres fue hace un par de días. Un compañero, con el que no había hablado nunca de la tesis y de las dificultades relacionadas, me dijo que me veía saturada y bloqueada y que necesitaba realmente olvidarme de todo durante una semana. ¿Una semana? ¡Qué locura! ¿Cómo me puedo tomar varios días de descanso en mayo, entre semana, con el poco tiempo que me queda para que se acabe la beca y lo mucho que queda por hacer?

Sin embargo, decidí seguir el consejo, aunque admito que un poco de culpabilidad sí que tengo. Estos día me he dedicado a cuestiones burocráticas y administrativas, he devuelto libros a la biblioteca; tengo pensado ordenar archivos y correos electrónicos y asistir a una reunión. Como mucho acabaré un artículo relacionado con el que ya no es el tema de mi tesis (¿podemos interpretarlo como mi segunda línea de investigación?), aunque eso no sería descanso en sentido estricto (hay que decir que el simple hecho que esté escribiendo en este blog es una demuestra que sí que pienso en la tesis…). Y el fin de semana intentaré incluso estar offline.

"Le penseur" de Rodin

“Le penseur” de Rodin

Tengo que admitir que un poco sí que empiezo a notar la mente algo más despejada. La preocupación por el tiempo que pasa no me la quita nadie, pero sinceramente necesitaba un poco de “limpieza” mental.

Espero que la semana que viene empiece con buen pie y que el descanso me permita concentrarme más y mejor en mi trabajo. Estos días hay que tomar decisiones muy importantes sobre la tesis y el doctorado en su conjunto, y hace falta un poco de serenidad.

Anuncios

2 comentarios en “El consejo que nunca quise seguir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s