¿Por qué no escribo?

Desde hace seis meses no publico nuevas entradas en el blog. No quiero echar el cierre, me parecía una buena idea compartir mis experiencia y dar, si podía, consejos a quienes han emprendido hace menos que yo el duro camino hacia la obtención del doctorado. Sin embargo, en estos meses me han faltado tiempo y ánimos para escribir.

En primer lugar, he estado muy ocupada. He empezado a redactar los primeros apartados de la tesis y la recogida de datos me está llevando más tiempo y dificultades de lo previsto. En febrero y marzo gran parte de mi tiempo estuvo ocupado con la docencia, una experiencia cansada pero apasionante, que se merecería un post por sí sola. Ahora mismo, al contrario, me encuentro de estancia en el extranjero, algo que también podría haber nutrido unos cuantos posts. Entonces, ¿por qué no me animo a escribir? El tiempo no es una excusa. Las razones son esencialmente dos. La primera es que no tengo muchos lectores, así que la escasa audiencia de mi blog no anima a escribir mucho más; para contar mis andanzas a amigos y familiares puedo recurrir a mensajes privados o a la vieja conversación cara a cara. En segundo lugar, no me considero la persona adecuada para dar consejos a nadie. La tesis no está saliendo todo lo bien que quería, en los momentos de desánimo me vuelvo muy improductiva (así que no puedo hablar de productividad personal, uno de mis temas favoritos, como bien saben mis escasos lectores), la estancia tampoco está siendo una experiencia imprescindible en mi formación y, sobre todo, estoy preparándome para cortar el cordón umbilical con la universidad. Así que no estoy para aconsejar mucho. Mi resiliencia últimamente está siendo puesta a prueba.

Quiero volver. Me gustaría escribir varios posts contando cómo he sobrevivido a los últimos meses de redacción de la tesis doctoral, otro post haciendo un balance (ojalá positivo) de la estancia, contar si me han publicado algún artículo, hacer alguna reflexión sobre la presencia de mujeres en la ciencia, hablar de la docencia universitaria, etc. Espero que llegue el momento de hacerlo.

Anuncios

4 comentarios en “¿Por qué no escribo?

  1. Carmen dijo:

    Hola. Te empecé a seguir por la página de facebook de los FPI/FPU hace un tiempo, pero como acabó mi beca, ya dejé el grupo (aunque también me agobiaba mucho tanto post). Eso, unido a que no entro tampoco mucho en wordpress, me ha hecho perderte un poco la pista.
    Solo quería decir que me gusta lo que escribes y cómo lo escribes, y que me siento identificada con muchísimas de las cosas que cuentas de cómo te sientes. Y de las redes sociales en general. Yo también antes era de publicar mucho o por muchos sitios y hace tiempo que bajé el ritmo (si miraras las entradas de mi blog aquí verías que casi hay años de distancia entre las publicaciones). Entiendo que te sientas mal por haberte de alguna manera comprometido a ir publicando con una cierta periodicidad en tu blog (una especie de pacto personal no escrito que hacemos todos con nosotros mismos) y que te parezca que no estás cumpliendo. Para nada. Es tu blog, es tu experiencia y habrá veces que estés más animada a escribir por aquí y otras que no. Tampoco es dar consejos el contar tu experiencia personal. Habrá quien se lo quiera tomar así y para otros es ver que no estamos solos en el universo de la tesis ni en lo que experimentamos.
    Tanto si sigues como si no, yo te leeré de vez en cuando. Y deseo que te vaya todo muy bien, poco a poco.
    Saludos.

    • Carmen, muchísimas gracias por tus palabras de apoyo. Probablemente tienes razón, no debería haberme planteado una periodicidad que no puedo cumplir. A mí me gustaba la idea de poder dar consejos y de que mi experiencia pudiera ser útil a alguien más y no hacer solo una especie de diario/desahogo personal. Igual tengo simplemente que bajar el listón y contar de vez en cuando si me apetece.
      Mucha suerte a ti también. Nos vamos leyendo.
      Un saludo

  2. S. dijo:

    He descubierto tu blog hace un par de días, y me ha parecido de lo más interesante! Yo estoy en la etapa final de mi tesis (que compagino con docencia en educación secundaria), con días de auténtico bloqueo y luchando contra la procrastinación en pleno verano… Quería decirte que tus consejos me han sido de gran utilidad y me ha gustado mucho leer tus experiencias. Te seguiré leyendo, bien los nuevos post o los antiguos. Un saludo.

    • Me alegro muchísimo de que el blog te guste, y sobre todo de que hayas encontrado algún consejo útil. Es difícil trabajar en verano. Nuestro cuerpo y nuestro entorno baja el ritmo y no somos máquinas, no basta con querer trabajar intensamente, el cuerpo tiene que acompañar. Si me permites darte un consejo (al margen de lo que ya dije en el post específico sobre trabajar en verano), ponte objetivos pequeños y muy fácilmente alcanzables, hasta que veas que coges el ritmo de trabajo. Escribiré pronto un post al respecto (estoy probando esa técnica yo misma). Muchos ánimos, gracias de nuevo por tus comentarios y ¡seguro que harás un buen trabajo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s