Cómo elaborar una lista de tareas eficaz

Por fin ha llegado la ansiada “vuelta al cole“. Sí, yo me alegro. En cuatro días esta semana he hecho más que en todo el mes de agosto. Al margen de haber vuelto al ambiente y ritmo de trabajo que mejor me van, que es muy importante, una de las claves de mi productividad esta semana ha sido seguir mi lista de tareas. En este post voy a explicar cuáles son, en mi opinión, las claves para una lista de tareas eficaz.

¿Cómo tiene que ser la lista de tareas ideal?

Realista. Parece obvio, pero por muy ambiciosos que sean nuestros objetivos, no podemos pretender hacer más de lo humanamente posible. Si sabemos que un día tenemos una reunión muy larga o tenemos docencia o incluso si estamos cansados, no podemos pretender trabajar tan bien como cuando estamos en plena forma y con un montón de tiempo por delante. Así que lo primero es considerar las condiciones de trabajo en las que nos encontramos.

Coherente. Las tareas que hago hoy tienen que ser coherentes con el objetivo general que tengo. Por ejemplo, mi prioridad es acabar la tesis a tiempo. En consecuencia, gran parte de mis tareas diarias estarán vinculadas a la tesis. Obviamente, no vivo en una burbuja, tengo otras cosas que hacer, pero intento dejar más tiempo y mis mejores condiciones para lo que es mi objetivo principal.

Muy concreta. Este punto es importantísimo. Hay que fragmentar nuestras tareas en pequeños pedacitos, para no sentirnos abrumados ante la gran cantidad de cosas que tenemos por hacer. En agosto hice poco o nada. Tenía previsto cambiar unos detalles metodológicos y volver a clasificar mi base de datos. En mi lista de tareas estaba “volver a clasificar la base de datos”. Error. Tan solo de pensarlo me venía abajo: qué inútil soy por no hacerlo bien a la primera, no voy a llegar a tiempo, qué aburrimiento, , es más de lo mismo

Por adelantado. Este es otro punto muy importante. Preparo la lista de tareas el día de antes. Hay aplicaciones maravillosas para hacer listas, pero yo la escribo en papel, para no privarme del enorme placer de tachar las tareas acabadas. Y además, para no tener una excusa más para conectarme a Internet o manejar el móvil (grandes tentaciones a procrastinar). Cualquiera que sea el soporte que elijamos, creo que es importante prepararla el día de antes. En mi caso, llego al trabajo, enciendo el ordenador y enseguida, sin hacer nada más antes, empiezo con la tarea número 1, la más importante. El correo del trabajo queda para después. Es duro, pero hay que tragarse el sapo y empezar. Probadlo y veréis como funciona.

Para recuperar el ritmo de trabajo hacer falta convicción y algo de paciencia. No penséis conseguir trabajar a un ritmo de vértigo desde el primer día. Si un día no carburáis, estáis cansados, preocupados o tenéis otras cosas por la cabeza, no os agobiéis. A veces menos es más. Pero, consejo, si algo funciona, continuad.

Anuncios

4 comentarios en “Cómo elaborar una lista de tareas eficaz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s